Desde la AFA, por imposición del APreVide, confirmaron que el “Granate” recibió una fecha de suspensión para jugar sin público local y se hará efectiva el próximo sábado cuando enfrente a Gimnasia de La Plata.

Todavía quedan esquirlas por sacar tras los incidentes que protagonizaron Lanús y Arsenal en el encuentro correspondiente a la fecha 15 del Torneo de Transición. Primero le tocó el turno al árbitro Andrés Merlos (no volverá a dirigir en la elite en lo que resta del año por lo menos), luego al equipo de Sarandí (varios jugadores recibieron más de una fecha de suspensión) y ahora le tocó el turno al “Granate”.

Según confirmó la Asociación del Fútbol Argentino, Lanús deberá jugar una fecha sin público local y está obligada a cumplimentar la pena el próximo sábado cuando reciba a Gimnasia de La Plata por la jornada 17.

La sanción fue impuesta por el APreVide, órgano de contralor en la Seguridad de los espectáculos deportivos, y se debió a que cuando se suscitaron los incidentes luego de finalizado el encuentro entre los jugadores de ambos equipos y el árbitro Merlos, una persona no identificada ingresó al terreno de juego portando un arma.