El ingeniero agrónomo argentino Santiago López Menéndez, que había sido secuestrado en un campo de Nigeria el último miércoles, fue liberado por sus captores luego de que se pagó un rescate, según confirmó su hermana.

«Fue un proceso en el que intervino un negociador facilitado por la empresa, el embajador y el cónsul argentino en Nigeria. La empresa se encargó de pagar el rescate y por lo que sabemos nunca corrió riesgo su vida», dijo Manuela.

La hermana detalló, además, que «en todo momento los secuestradores le decían al negociador que Santiago estaba de muy buen ánimo y humor. Sabemos que habló poco y estaba nervioso pero ya se reencontró con su novia, espero que haya sido todo muy tranquilo».

El ingeniero agrónomo fue secuestrado el miércoles pasado por un grupo de hombres armados, mientras se dirigía en una camioneta a trabajar en un campo.

Manuela relató que los secuestradores llegaron en moto, con armas automáticas, dispararon al aire, y se lo llevaron a él solo en la camioneta.

La zona en la que secuestraron al ingeniero no forma parte del área en la que opera el grupo terrorista Boko Haram, que controla en varios estados del norte nigeriano.

Por esta razón se cree que actuó «un grupo nómade con fines extorsivos y no políticos», dijo Jorge, padre de Santiago.