Mark David Chapman, quien asesinó a uno de los miembros fundadores de The Beatles en las puertas de su residencia en el edificio Dakota el 8 de diciembre de 1980, deberá esperar dos años más para solicitar su liberación.

Fue rechazada por octava vez consecutiva la petición de libertad solicitada por Chapman, por lo que deberá esperar dos años más para volver a pedirla. Tres miembros de la Junta de Libertad Condicional de Nueva York se entrevistaron con el mismo, y refiriendo a sus condiciones decidieron negarle su libertad.

Por el momento, Chapman, se encuentra detenido en Wende, en la ciudad de Nueva York, donde fue trasladado hace dos años.

Yoko Ono, ex mujer de Lennon, envió una carta a la Junta expresando su miedo y terror de que Chapman estuviera en libertad. Su temor proviene de creer que su vida y la de sus hijos corren peligro con la posibilidad de un nuevo ataque del actual detenido.

Juliana Blaiotta