Los Red Devils lo vencieron 1-0 de visitante en la primera fecha de la Premier League. El único tanto lo marcó el brasileño Philippe Coutinho a cinco del final  con un tremendo golazo de fuera de área.

Liverpool inició bien su camino a un título de liga que le es esquivo desde 1990 y con algunas caras nuevas pudo suplir la partida de su capitán Steve Gerrard así también como la de su goleador Raheem Sterling, ganando trabajosamente un pleito duro.

En la primera mitad el equipo de Mark Hughes fue quién dominó, ganando la mitad de cancha y probando con tiros externos. Justamente el ex Liverpool, el lateral Glen Johnson, dispuso de la más clara pero no definió bien.

Al complemento los locales no dejaron tocar el balón a los creadores en el juego del rival como Philippe Coutinho y Adán Lallana y nuevamente crearon riesgo aunque el arquero belga Simon Mignolet evitó la caída.

Cuando el duelo pareció terminar en igualdad, una jugada individual del elenco de Brendan Rodgers definió el pleito a cinco del cierre. El inglés Joe Gómez le entregó el balón al brasileño Coutinho que se sacó la marca de encima con un giro y tras correr varios metros ejecutó un derechazo imposible de atajar para  Jack Butland.

En la próxima jornada Liverpool recibirá al ascendido Athletic Bournemouth el lunes, mientras que el Stoke City visitará al Tottenham el sábado en White Hart Lane.