Arnold, autor de dos asistencias, abraza a Jota, autor de la apertura ante el Colchonero

Los Reds lo superaron 2-0 como locales por la cuarta fecha de la Champions League en el Grupo B. Jota y Mané rubricaron la victoria de los ingleses que con puntaje ideal y a falta de dos jornadas se aseguraron el pasaje a octavos.

Liverpool continúa invicto en lo que va de la temporada, arrasando en todos los torneos domésticos y haciendo lo propio en la Champions, superando con facilidad al siempre duro Atlético de Madrid, sellando su pase a la siguiente etapa.

El elenco conducido por Jürgen Klopp sometió al contrincante en todas las líneas y en la vía área destrabó el cotejo. El lateral Trent Alexander-Arnold colocó el centro letal al área y el portugués Diogo Jota de cabeza anotó a los 11 minutos.

Los Reds monopolizaron la posesión en los minutos siguiente, sin bajar la aceleración en el área contraria y de nuevo sacaron diferencia. Por el mismo sector el jugador de 23 años Alexander-Arnold con intención de rematar al arco le salió el pase al medio, donde el senegalés Sadio Mané en el camino le cambió la trayectoria y el 2-0 en solo 21 minutos.

Las cosas siguieron siendo cuesta bajo para los del argentino Diego Simeone porque el defensor Felipe cortó de manera violenta a Mané al querer cortar la contra, por lo que vio la roja a los 35 minutos, siendo finalmente una dura derrota en Anfield Road.

Liverpool logró el cuarto triunfo seguido en el Grupo B y se clasificó a octavos de final primero, con 7 puntos de ventaja sobre Porto (8 sobre Atlético de Madrid y 11 a Milán) con 6 puntos en disputa y 13 goles a favor.