Los Reds pisaron fuerte nuevamente en Stamford Bridge

Los Reds lo vencieron 2-0 como visitante por la segunda fecha de la Premier League. Sadio Mané en dos ocasiones le dio el triunfo al vigente campeón que es uno de los líderes ante los Blues que jugaron todo un tiempo con uno menos y fallaron un penal.

El campeón se metió otro chip e inmediatamente se olvidó el título tras 30 años de sequía, para poder revalidar el certamen con la misma voracidad, logrando dos grandes triunfos primero contra el Leeds de Marcelo Bielsa y ahora frente a otro candidato como Chelsea, ganando con justicia.

En la primera parte los de Frank Lampard quisieron atacar tratando de agarrar mal parado a su oponente pero no pudo nunca crear una ocasión y en el cierre el defensor danés Andreas Christensen sufrió la expulsión tras tumbar a Sadio Mané que enfilaba al primer tanto.

Con la ventaja numérica en la segunda mitad la visita aceitó los engranajes y pasó adelante con un golazo. Tras la junta del tridente ofensivo, Mohamed Salah habilitó al brasilero Roberto Firmino que mandó el centro y Sadio Mané de cabeza puso el 1-0 a los cinco minutos.

Los dirigidos por Jürgen Klopp no aflojaron la intensidad y con la presión provocaron el segundo tanto. El arquero más caro del mundo Kepa Arrizabalaga dio un pase corto que interceptó Mané y el senegalés no perdonó para el 2-0 en Stamford Bridge.

Los locales desesperados y con cambios intentaron cambiar un rumbo que era muy adverso aunque se topó con un polémico penal a favor tras la dudosa infracción del debutante Thiago Alcántara pero luego Jorginho falló su tiro en lo que fue derrota.

Liverpool suma puntaje ideal con 6 puntos en la Premier League, llegando a tres encuentros sin caer en este estadio (2 triunfos seguidos). El lunes recibirá al Arsenal que también tiene puntaje perfecto.