Richarlison remata ante la barrida de Fabinho en el empate de un derbi deslucido

Los Reds empataron 0-0 como visitante por la 30° fecha de la Premier League. Las ocasiones no abundaron y los Toffes tuvieron la más clara aunque el líder del torneo le sacó 23 puntos al Manchester City y no podrá ser campeón al menos en esta jornada.

Liverpool volvió al ruedo tras la pandemia y con algunas bajas el elenco tenía una gran chance de arrimarse al título en el derbi de Merseyside, sin tener la fluidez y contundencia de otros partidos, se conformó con el empate sabiendo que el campeonato llegará más temprano que tarde.

Los primeros minutos la escuadra de Jürgen Klopp como de costumbre se hizo amo del balón teniendo rapidez del lado derecho con el sorprendente japonés Takumi Minamino, aunque no consiguió penetrar a un adversario abroquelado atrás y tuvo que abusar de algún centro que conectó Joel Matip sin demasiada puntería hacia el arco de Jordan Pickford.

El tramite fue similar en la segunda parte solo que el local atacó con mayor claridad saltando líneas y dependiendo demasiado de la soledad del brasilero Richarlison que intentó algún tiro que pasó por arriba.

Pasado el tiempo el elenco de Carlo Ancelotti jugó con el cansancio del adversario y en el final ocasionó dos grandes oportunidades. En primer lugar Dominic Calvert-Lewin metió un gran taco que tapó el brasilero Alisson, el rebote le quedó a Tom Davies que remató al poste, y más tarde en otra acción nítida Richarlison jugó la individual aunque su compatriota le negó el tanto en lo que fue 0-0 en Goodison Park.

Liverpool sigue primero con 83 puntos, 23 más que Manchester City que tiene 29 puntos en juego, por lo cual aún deberá esperar al menos dos partidos para consagrarse. El lunes recibirá al Crystal Palace.