Salah festejando tras un golazo lejano

Los Reds lo derrotaron 4-3 como locales por la 23° fecha de la Premier League. Al puntero de la liga le convirtieron tres goles en ocho minutos y cayó por primera vez en el torneo aunque acumula 15 puntos de ventaja a sus escoltas.

A Manchester City finalmente le pusieron un freno luego de una primera rueda donde arrasó, esta vez con la seguidilla de partidos que acumula los jugadores titulares en algún momento lo iba a padecer, cayendo frente a un equipo duro como el Liverpool.

De entrada el elenco local quiso sorprender cortando sobre la salida del rival y enseguida se puso adelante. Tras recuperar el balón en mitad de cancha, el ex Arsenal Alex Oxlade-Chamberlain la tomó y sacó el tiro cruzado para el 1-0 a los 9 minutos.

El equipo del español Pep Guardiola no pareció estar en su mejor noche, aunque en el cierre se encontró con la paridad en una acción individual. El lateral Kyle Walker cambió de frente para Leroy Sané, el alemán la bajó se sacó sus marcos y desenfundó un misil a los 40 minutos igualando el encuentro.

En el inicio de la segunda mitad la visita aun sin brillar generó peligro en la parte área y cerca estuvo de darlo vuelta. Tras el centro, el argentino Nicolás Otamendi metió un fuerte cabezazo, sin embargo el travesaño se lo negó.

La lucidez y rapidez de los volantes de los Reds provocaron errores en la parte defensiva del oponente y con un golazo volvió a pasar al frente. Chamberlain metió un pase filtrado para Roberto Firmino que le ganó en cuerpo al central John Stones y definió picándole el balón al arquero y el 2-1 a los 14 minutos.

El vendaval del elenco del alemán Jürgen Klopp siguió y rápidamente iba a hacer gritar de nuevo a su público en Anfield Road. Otamendi la perdió en la salida y Mohamed Salah la robó tocando para el senegalés Sadio Mané que la clavó al ángulo.

Los errores en el City no desaparecieron y se incrementaron, recibiendo llamativamente tres goles en solo ocho minutos. El arquero brasilero Ederson salió para despejar el balón, su rechazo quedó en la zurda del egipcio Salah que desde lejos anotó el 4-1 parcial.

A pesar de la gran desventaja el líder del torneo no se rindió y cerca del final iba a descontar. El volante İlkay Gündoğan entró al área y remató, su disparo fue bloqueado y le cayó al portugués Bernardo Silva que anotó el 4-2 a falta de seis minutos.

El suspenso no se disipó en el noroeste de Inglaterra y en tiempo de descuento los Citizens volvieron a marcar. El argentino Sergio Agüero mandó el centro hacia Gündoğan que la paró y superó a su compatriota Loris Karius en lo que fue derrota 4-3.

Manchester City se mantiene en lo más alto con 62 puntos, perdiendo el invicto pero manteniendo la ventaja de 15 puntos de sus escoltas Manchester United, Liverpool y Chelsea. El sábado recibirá a Newcastle.