Nintendo lanzó su primer juego para dispositivos móviles y las consecuencias ya comenzaron a aflorar. Con más de 21 millones de usuarios activos en sólo una semana, el título provocó desde accidentes automovilísticos hasta el encuentro de un cadáver.

Nintendo, la compañía atrás de grandes franquicias como Mario Bros. y The Legend Of Zelda, lanzó al mercado su primer juego para móviles. Denominado Pokémon GO, el ejemplar se ambienta en el mundo de la serie y propone convertirse un entrenador con el smartphone en mano.

Aunque se encuentra disponible en un grupo reducido de países, el título acumula más de 21 millones de usuarios una semana de su salida al mercado. Para darse una idea de la magnitud, su salida desplazó al Candy Crush como juego más descargado y su comunidad superó a la de Twitter en Estados Unidos.

Tanta gente buscando Pokémones por la calles trajo las primeras anécdotas.  Un conductor en Auburn, Nueva York, se estrelló contra un árbol por intentar cazar una criatura al mismo tiempo que manejaba su auto.

Además una joven en Wyoming, EE.UU, se encontró un cadáver mientras buscaba un animalejo en las cercanías de un lago.

 Otros casos fueron menos dramáticos. Un hombre se cayó en un pantano mientras intentaba capturar a una de los pequeños. Justo estaba grabando su experiencia, por lo que la torpeza quedó registrada en un video.

Por otra parte comenzaron las primeras quejas. Con tono jocoso YouPorn publicó en su cuenta de Twitter que la aplicación de Nintendo tuvo más búsquedas que la pornografía. “Has roto Internet. Pokemon GO es oficialmente más popular que el porno!”, detalló.

Las consecuencias también llegaron a lugares de mayor seriedad. En Auschwitz se prohibió el uso de celulares para entrar al juego. “No se permite jugar a #PokemonGO en nuestro Memorial ni en lugares similares. Es irrespetuoso a muchos niveles”, aseveraron las autoridades del lugar.

El juego aún no se encuentra disponible en Argentina. Si quieres enterarte ni bien desembarque en el país, puedes inscribirte a través de aquí.