Los padres de Lola Luna Chomnalez, la adolescente asesinada en una playa de Uruguay cuando vacacionaba junto a su madrina, volvieron a pedir «justicia» a casi un año del crimen y calificaron a la investigación realizada en Uruguay como «un chiste macabro».

«No hicieron nada. Creo que nos están tomando el pelo. No queremos poner adjetivos calificativos. Ojalá que hagan eso que no hicieron en un primer momento. Pero no lo creo», señaló Diego Chomnalez.

En una entrevista con el diario Clarín, los padres de la adolescente de 15 años asesinada el 26 de diciembre de 2014 reforzaron su pedido de justicia: «A Lola no nos la devuelve nadie. Al menos pedimos que se sepa la verdad», insistió el padre.

Durante la investigación la policía uruguaya detuvo a unos 15 sospechosos, entre ellos el marido de su madrina, el chef Hernán Tuzinkevich, pero todos fueron liberados por falta de pruebas y el crimen quedó sin resolver.