Según el Diario El País, uno de los hallazgos más impactantes que arrojó la investigación en estos días es un cartel que apareció junto al cuerpo de la adolescente, con un recuadro que decía «Lola y Vero» con corazones dibujados.

Así lo hizo saber el adolescente J.L.G., quien junto a sus hermanos encontró el cuerpo de la víctima.

En el marco de la investigación se le preguntó si conocía a alguna chica con ese sobrenombre y contestó que no. Dijo que «hay una mujer grande que trabaja en un almacén».

La Justicia uruguaya citó para el próximo lunes a los padres de Lola Chomnalez, Diego Chomnalez y Adriana Belmonte, y también a un amigo del hijastro de la madrina de la joven, a su madre y a su hermana, para que declaren como testigos en la causa.