Los All Blacks fueron campeones ante los Pumas


Los neozelandeses superaron a los Pumas en la anteúltima fecha del Rugby Championship por 34-13, y gracias al punto bonus que consiguieron por haber apoyado cuatro tries  ganaron por tercera ocasión consecutiva el torneo del hemisferio sur.

Los primeros diez minutos fueron de terror para los albicelestes, por los cuatro penales que cometieron y que se trasladaron en dos penales de Beauden Barrett (no falló las otras cuatro conversiones que tuvo) y a los once minutos llegó el try de Ben Smith luego de un line y la escapada de Israel Dagg.

Después de ese primer cuarto de periodo, los argentinos se acomodaron y entraron en ritmo con el partido, llegando a tener algunas jugadas de cinco o seis fases y con corridas hasta dentro de los 22. A los 16 minutos descontó Nicolás Sánchez con un penal después de un topetazo sobre Tomás Cubelli cuando iba solo contra la derecha. A los 23 el apertura pegó un penal en el palo, y después, en el mejor momento de los Pumas, Dagg consiguió su try luego de tres pases para evitar el tacle.

Pasada la media hora llegó la jugada más clara de los locales en el primer tiempo cuando Juan Imhoff llegó de atrás, habilitó a Juan Martín Hernández y éste dejó la pelota suelto luego del tacle, pero el que llegó fue uno de camiseta negra. A cinco minutos del descanso llegó el otro penal de Sánchez para el 20-6 parcial, y los números de Argentina no se moverían hasta el final del partido.

Todo el segundo tiempo los dirigidos por Daniel Hourcade se tuvieron que defender porque Nueva Zelanda buscó los dos tries que le faltaban para suma el punto bonus y no darle chances a Sudáfrica de arrebatarle el trofeo la semana que viene. Por eso algunos penales, por más frontales y cerca de los palos que eran, iban al line.

A los 57 minutos Julian Savea se escapó por izquierda y apoyó debajo de los palos; antes había tenido una jugada similar aunque por el centro que terminó en el in-goal pero fue anulada por pase hacia adelante, y previo a eso los Pumas habían tenido siete fases muy profundas que terminaron al perder la posesión en el ruck.

Recién en los veinte minutos finales los albicelestes cruzaron mitad de cancha pero, al igual que en todo el torneo, errores en a la hora de la recepción provocaron que no se llegar al try. Esta vez el ingresado Martín Landajo casi suma, y cinco minutos después llegaron los cinco puntos de TJ Perenara, otra vez llegando desde la izquierda y consiguiendo el título para los de Oceanía.

A los 79 minutos llegó el desahogo de los Pumas que fue el try de Horacio Agulla luego de un line que sacaron rápida y el pase de Juan Martín Fernández Lobbe; Santiago González Iglesias con su conversión dejó el definitivo 34-13, que por poco no se modificó ya que con el tiempo cumplido Argentina estuvo cerca de otro try.

Los Pumas jamás le han podido ganar a los últimos campeones del mundo, teniendo como mejor resultado un empate en 1985. Cuatro victorias seguidas consiguieron los tricampeones (en la primera fecha empataron con Australia), por lo que tienen 21 puntos, seguido por los Springboks con 15, los Wallabies con 10 y Argentina con tres. El próximo sábado a las 12hs será el último partido entre los dos que punteros en el Ellis Park de Johannesburgo, mientras que a las 19:40hs los australianos estarán en el Malvinas Argentinas de Mendoza.

, ,