La Asociación Bancaria convocó a un paro nacional el 7 de agosto para obtener una compensación salarial por el Impuesto a las Ganancias, en el marco de negociaciones que aún no pudieron concretarse de manera favorable.

De acuerdo al titular del gremio, Sergio Palazzo, se hará “un paro nacional en bancos públicos y privados durante toda la jornada del 7 de agosto próximo” y no descartó una participación en la movilización que planean Hugo Moyano y Pablo Micheli al Congreso, prevista para la primera o segunda semana de agosto, y tener presencia en la audiencia pública en la Cámara de Diputados donde se tratará el impuesto a las Ganancias.

Según trascendió, los delegados paritarios de la AB anunciaron el paro al considerar concluida la conciliación obligatoria tras la negativa empresaria de compensar el tributo.

El 8 de julio último, el gremio realizó una jornada de lucha y entre los reclamos también solicitaban la actualización del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. De esta forma, la convocatoria de agosto se convierte en la segunda medida en menos de un mes.

El pedido para que se incremente el piso de Ganancias, establecido en 15.000 pesos, traspasa a gremios opositores y alineados al Gobierno.