Al igual que todos los años durante el comienzo del ciclo escolar, se repite el conflicto entre los docentes y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires por el incremento salarial. Sin embargo, el Frente Gremial docente bonaerense que integran FEB, SUTEBA, UDA, AMET y SADOP se encuentra a un paso de aceptar el aumento del 40 por ciento propuesto por el gobierno, que llevará el salario inicial a 7.000 pesos.

La gente de Suteba informó públicamente a través de un comunicado que «en una masiva manifestación de organización, representatividad y participación democrática los docentes de nuestro sindicato llevaron adelante Asambleas en todos los distritos de la Provincia de Buenos Aires donde aprobaron por amplísima mayoría la propuesta salarial».

El titular del gremio, Roberto Baradel, precisó que la propuesta oficial «en términos integrales para todos los cargos será de un 36 por ciento, y un 40 por ciento de aumento sobre el salario inicial». Y apuntó que «se valora positivamente», dado que «es en blanco, la van a cobrar los jubilados, respeta la escala salarial y atiende alguno de los puntos que veníamos planteando».

Por su parte, la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, no quiso dar todo por hecho. «Hay muchos docentes que no manifiestan agrado, sobre todo por las etapas de pago. Es una cuestión puntual que ya rechazábamos en las primeras negociaciones. Prefiero no aventurarme», subrayó la sindicalista.

En resumen, en territorio bonaerense, los cuerpos orgánicos de la UDA aprobarían la oferta que lleva el salario inicial de los $5.000 de diciembre a los $7.000 en marzo, e incluye a mediados de año la incorporación de sumas no remunerativas al salario básico que fue fijado en $3.300 para todos los maestros. El único sector que rechazó el acuerdo es el minoritario moyanista Udocba.