Según Naciones Unidas, en Gaza, una de las regiones con mayor población y mayor densidad joven del mundo, unos 400 menores murieron durante los más recientes ataques.

La base de datos que recoge datos demográficos, Index Mundi, indica que un 44% de la población tiene 14 años o menos y la edad promedio es de 17 años, una de las más bajas del mundo; de la misma forma, la tasa promedio de hijos por familia en Gaza es de 5,5, bastante alta incluso comparada con la de países vecinos: 3,3 en Jordania, 2,5 en Siria.

Estos datos pueden explicarnos en parte, la cantidad de niños y adolescentes que muestran las terribles imágenes del conflicto que se desarrolla en la región.

El demógrafo noruego Jon Pedersen, profundiza mas el análisis, acerca de esta juventud de la población, al reflexionar que «Tener más hijos cuando se sabe que hay una gran posibilidad de que algunos mueran, puede ser sin duda una respuesta instintiva de sobrevivencia”

Otro de los indicadores del nivel de nacimientos, es el lugar que ocupa la mujer en el contexto laboral, que  es de apenas un 5%, por lo que con menos aspiraciones profesionales, la familia se convierte en el aspecto central de sus vidas.

El conflicto entre Hamas e Israel, que por estas horas ha vuelto a recrudecer, ha golpeado duro la vida de los habitantes de Gaza, y se teme que continúe, luego de la finalización de la tregua establecida días atrás.

Matias Narracci