La selección de juego reducido perdió la final de la Copa de Bronce por la quinta jornada del Circuito Mundial de Seven al igual que la semana pasada, esta vez frente a Kenia por 21-24. El 27 de marzo será la próxima fecha en Hong Kong.

Argentina – que había perdido la posibilidad de llegar a la Copa de Oro en el último partido de la fase de grupos ante Canadá – enfrentó a Japón en los cuartos de final del bowl, al igual que siete días atrás en Nueva Zelanda por la misma instancia.

Esta vez sobre el final pudieron vencer al equipo que perdió los 25 partidos que jugó esta temporada, ya que Gastón Revol anotó un penal en el último minuto para el 15-12 final. Para llegar a la definición debieron primero sortear a Escocia, a quienes vencieron por 21-19 con dos tries en los últimos cuatro minutos.

A los keniatas ya los habían vencido por 19-14 en la única victoria en la etapa inicial, y por 31-7 en el debut en Wellington. Pero esta vez fue para los africanos por los 17 puntos seguidos que consiguieron en el comienzo del segundo tiempo, que hicieron inútiles los descuentos finales.

La selección de Gonzalo Gómez Cora había llegado a los cuartos de final por el título en las primeras tres reuniones (incluso quedaron cuartos en Sudáfrica), pero esta vez volvieron a sumar siete puntos para la clasificación general, donde quedaron sextos con 54 puntos, tres más que Estados Unidos y a 14 de Inglaterra.

El título fue para Fiji sobre los All Blacks por 35-19, para mantenerse en el tercer puesto de la tabla. Los neozelandeses continúan segundos detrás de los Springboks, que le ganaron el tercer lugar a los locales por 31-0. La Copa de Plata se la llevaron los Wallabies luego del 21-14 a Inglaterra, mientras que Portugal ganó la final de Shield ante Gales por 19-12.