El seleccionado argentino de rugby tiene todas sus fichas puestas en el choque con Australia, a disputarse el próximo sábado, a las 19:40, en el estadio Malvinas Argentinas.

La presencia Cortese y Báez, dos oriundos del mencionado terreno, se convirtió en la principal atracción para quienes se acercaron a regalar su apoyo. El avión del equipo aterrizó pasadas las 16 del día jueves, con el único objetivo de estar preparados para derrotar finalmente a los oceánicos, en un encuentro correspondiente a la sexta y última jornada del Rugby Championship.

El combinado «Albiceleste» ni bien llegó al aeropuerto Francisco Gabrielli, se topo con un centenar de fanáticos que deseaban aprovechar la ocasión para poder estar al lado de sus ídolos; se tomaron fotos y lograron los ansiados autógrafos. Tras la derrota en La Plata, ¿Se dará la primera alegría frente a los Wallabies?.