El convenio que mantiene el PAMI con las cámaras de laboratorios Cilfa (Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos), Cooperala (Cámara Empresaria De Laboratorios Farmacéuticos) y Caeme (Cámara Argentina de Especialidades Medicinales ) deberá renovarse desde el 1° de abril y se modificará luego de 18 años de mantenerse estable.

Mediante la nueva medida, las empresas deberán bajar un cinco por ciento el valor de los remedios; se realizarán tratos individuales con los laboratorios; se fijará un techo de precio y se sostendrá el valor de los insumos para que no supere la inflación programada del 15%.

El Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados es el mayor comprador de remedios, por lo que el Gobierno espera generar un ahorro $ 6.500 millones, gracias al descuento de 1.000 drogas de medicamentos que necesitan los afiliados del PAMI (utilizadas aproximadamente en 9000 medicamentosos). Los laboratorios que suscriban al acuerdo deberán vender los productos al mismo precio durante todo el año.

Actualmente los descuentos en el PAMI son totales para las enfermedades consideradas “especiales”, del 80% para las crónicas y del 50% para las ambulatorias.