El pasado 6 de marzo una multitud de televidentes enfurecidos tomó las calles de varias ciudades bolivianas para protestar por la decisión del canal de televisión Unitel de cambiar el horario de transmisión de la popular serie de dibujos animados, Los Simpson, las manifestaciones se produjeron el 6 de marzo en la capital La Paz, así como en Cochabamba y Santa Cruz.

Ese día, armados con máscaras y pancartas amarillas, el mismo color de la piel de los personajes de la serie creada por el estadounidense Matt Groening, y bajo el grito de «¡Queremos a Los Simpson», cientos de personas se dirigieron a la sede de la red Unitel para exigir que su serie favorita siguieran al aire.

La estación había anunciado que no transmitiría más la tira animada y que sería sustituida por el reality show Calle 7, la protesta surtió efecto, ante la magnitud de la manifestación, la cadena anunció que a partir del 9 de marzo pasará a transmitir la serie en tandas de dos horas consecutivas diarias, de 4:00 pm a 6:00 pm hora local.

Es por ello que, dado el éxito de la protesta, los productores de Los Simpson, la serie de comedia y el programa animada de mayor duración en la historia de la televisión estadounidense, expresaron su agradecimiento a los fanáticos bolivianos.

El jueves, en la página de Facebook de la serie, fue posteado un video en el que aparecen todos los personajes de la serie, en la ciudad de Springfield, protestando, con evidente gestos de enojo y cargados de antorchas.

El video, de 30 segundos, se fusiona con imágenes de la protesta de los televidentes bolivianos, Al final del montaje aparece un mensaje escrito en español y con la ya emblemática tipografía de la serie: «Muchas, muchas gracias a las educadas mobs (muchedumbres) callejeras bolivianas», reza el texto.

El video en cuestión se convirtió en un éxito inmediato de Facebook: el viernes en la noche había sido visto más de 3.800.000 veces y había acumulado 105.000 «me gusta».