Horacio Zeballos, Marco Trungelliti y Guido Andreozzi no pudieron superar el primer duelo de la clasificación para el primer Grand Slam del año, y luego de solo unas horas el torneo se quedó sin argentinos. Mañana comenzará la qualy femenina con dos compatriotas.

Zeballos (124°) era el que más chances tenía de clasificar ya que era el undécimo preclasificado, y además participó los últimos dos años y en 2010 (nunca pasó la primera ronda). Quien venía de llegar hasta la segunda ronda del Challenger de Noumea (Nueva Caledonia) sufrió a Marius Copil (194°) por 6-4 y 7-5 tras un ahora y media, aprovechando solo uno de sus seis break points y con cuatro winners contra doce del rumano, que tuvo esa misma cantidad de aces.

Trungelliti (235°) venía con la confianza de haber pasado la clasificación en el torneo de la semana pasada en Oceanía, pero esta vez no pudo con Philipp Petzschner (418°) por 6-4 y 6-3 tras una hora y cuarto. El santiagueño tuvo tres aces y cinco dobles faltas junto a tres winners y cinco errores no forzados, pero desaprovechó su único break points y quedó eliminado al haber perdido dos veces su saque. Era su primera vez en Melbourne, aunque había jugado otras cinco clasificaciones de Grand Slam, alcanzando la segunda instancia en Wimbledon y el US Open 2012.

El más complicado era Andreozzi (202°) al enfrentarse a Aljaz Bedene (116°), reciente finalista en el ATP de Chennai. De todas formas fue el único que llevó la definición a un tercer set, aunque perdió por 7-5, 4-6 y 2-6 tras dos horas de partido. El bonaerense tuvo seis aces (una más que el esloveno) y cinco dobles faltas frente a ninguna de su rival, y aunque rompió dos veces, no pudo mantener su saque en cuatro ocasiones. Guido solo pasó una de las anteriores cinco clasificaciones de Grand Slam en el US Open 2012, cuando luego fue eliminado por Kei Nishikori.

A las 20hs debutará Paula Ormaechea (126° y 16° preclasificada), quien viene de no poder pasar la qualy de Sídney ni Hobart, ante Mandy Minella (178°) de Luxemburgo. En el tercer turno le tocará a María Irigoyen (198°) frente a la china Yi-Fan Xu (181°).