Los Warriors le dieron vuelta la serie a Oklahoma y volvieron a la final


Golden State superó a los Thunder 96-88 como locales y quedaron 4-3 arriba en el juego decisivo de las finales de Conferencia Oeste. Stephen Curry arrasó con 36 puntos y ahora defenderán el título nuevamente ante el mismo rival Cleveland.

El vigente campeón de la NBA salió adelante mostrando todo su temple y jerarquía contra el conjunto sensación que tenía enfrente, logrando revertir una serie desfavorable estando 3-1, con su estrella máxima que va camino a ser uno de los mejores basquetbolistas contemporáneos.

Con parciales de 19-24, 23-24, 29-12 y 25-28 el elenco de Steve Kerr Golden State (1°) venció a los Thunder (3°) 96-88 en el Oracle Arena, luego de otra extraordinaria actuación de Stephen Curry que fue el goleador con 36 puntos (7 de 12 en triples) y 7 asistencias, seguido del tremendo aporte de Klay Thompson que culminó con 21 unidades, 6 de ellos gracias a los triples.

En el lado de Oklahoma Kevin Durant (quedará libre) cerró la noche con 27 puntos y 7 rebotes, acompañado del trabajo del base Russell Westbrook que metió 13 asistencias (19 puntos) y el trabajo del español Serge Ibaka con 16 unidades.

Así los Warriors dieron vuelta la serie ganando 4-3 (por tercera vez en la historia se da vuelta un 1-3 en finales de conferencia), consiguiendo el octavo título de Conferencia Oeste si sumamos a Philadelphia Warriors y San Francisco Warriors en sus inicios, evitando que los dirigidos por Billy Donovan alcanzarán la segunda final de su historia como en 2012 (cayeron ante Miami Heat).

El vigente campeón jugará nuevamente la final como el año pasado ante Cleveland Cavaliers que había dejado en el camino a Toronto Raptors 4-2, en busca de su quinto anillo (1947, 1956 y 1975) este jueves en Oakland, definiendo en su estadio de ser necesario un séptimo juego.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.