Así lo determinó el sorteo que se realizó en la sede de la AFA está tarde. El Juez, que estaba en competencia directa con Darío Herrera, ya dirigió un Boca-River y fue polémica: los Xeneizes ganaron 2 a 0 en la Bombonera y Matías Almeida se fue expulsado en el Millonario.

Se acabó la incertidumbre: Patricio Loustau será el encargado de impartir justicia en el primero de los tres Superclásicos que protagonizarán Boca y River, a disputarse en domingo 3 de mayo a las 18:15 en la Bombonera El juez salió victoriosos del sorteo que se realizó hoy por la tarde en la AFA y le ganó la pulseada a Darío Herrera, que automáticamente entró en el bolillero de la CONMEBOL para estar presente en los choques por la Copa Libertadores.

Loustau ya tiene un “Súper” en el lomo (Clausura 2011) aunque no tuvo un buen desempeño en aquél entonces y fue muy cuestionado por los dirigentes de River por no sancionar más de un penal grosero a su favor. En aquella oportunidad, Boca ganó 2 a 0 en la Bombonera, con goles de Juan Pablo Carrizo en contra y Martín Palermo (jugó su último clásico). A partir de ese encuentro, los Millonarios comenzaron con la debacle futbolística que culminó con el descenso ante Belgrano de Córdoba en la Promoción.

Por otra parte, para los choques de Octavos de Final de Copa Libertadores los dirigentes de River y Boca se pusieron de acuerdo y le entregaron a la comisión encargad de la CONMEBOL una lista de cinco árbitros para que entren el sorteo para la ida y la vuelta, entre los que se encuentran: Germán Delfino, Diego Ceballos, Silvio Trucco,  Néstor Pitana y Darío Herrera.