Este sábado «La Máquina» enfrentará al mexicano Roberto «Massa» Ortíz, en el U.S. Bank Center de Cincinatti, estado de Ohio. Antes del combate realizo una escala en Miami, con el único fin de ultimar su preparación física.

Ohio, Estamos Unidos.- El argentino piso tierras estadounidenses el pasado domingo, tras un vuelo que inició la noche anterior, junto a él viajó su equipo conformado por «Cuty» Barrera, Erbín, Morales, Coggi, Leguizamón, Bubillo y Rubén Arano.

El púgil partió con las condiciones necesarias para dejar una excelente imagen arriba del ring. Deberá superar al azteca en 10 rounds si quiere obtener el título Superligero CMB. Barrera explicó que esta velada es clave para que el boxeador pueda volver e instalarse definitivamente en los primeros planos del boxeo mundial.

“Tengo la cabeza puesta en Ortiz y no hay que pensar en nuevos desafío. Si bien tengo la mente ganadora es verdad que tengo que concentrarme en esta. Cada desafío es distinto pero siempre me enfoco en mi próximo rival, luego vendrán el resto pero sí quiero un reto mundialista», sentenció el chubutense en su última entrevista antes de salir del país.

Sobre su último triunfo sobre John Molina, en el que cayó dos veces, Lucas admitió de modo reflexivo: «En mi pelea con Molina se complicó un poquito pero hicimos una buena pelea y dejamos una buena imagen. Ahora me estoy metiendo nuevamente en los primeros planos, tengo otra oportunidad con Ortiz y la tengo que aprovechar”.

El regreso de Matthysse a los cuadriláteros se televisará por la TV Pública desde las 23 horas de Argentina.

Damián Rosito