Autor y provocador por vocación, muy crítico con la religión organizada y la burguesía de la que él provenía, en 1920 conoce a García Lorca y Salvador Dalí en la universidad de literatura y filosofía de Madrid, con este último crea el revolucionario cortometraje «Un Perro Andaluz» (1928) formando parte del movimiento surrealista, llevándolo a otro nivel con la escandalosa «La edad de oro» (1929) y el provocador documental «Las hurdes, tierra sin pan» (1932)

Tras irse de España huyendo del franquismo, no dirige por 15 años y se traslada a México en donde en 1950 estrena la memorable «Los olvidados» con Alfonso Mejía y en 1958 «Nazarín» con Francisco Rabal. Regresa a su tierra natal y filma «Viridiana» (1961) siendo prohibido en España por sus escenas anticlericales en donde parodia La Última Cena.

Sus últimas películas realizadas en Francia combinan su profundo surrealismo con imágenes cargadas de subversión y sátira, detalle que se aprecia en las cintas «Diario de una camarera» (1964) con Jeanne Moreau, «Belle de Jour» (1967) con Catherine Deneuve, «El discreto encanto de la burguesía» (1972) con Fernando Rey y «El fantasma de la libertad» (1974) con Jean Claude Brialy.
Actualmente se encuentra el moderno Liceo Español en París «Luis Buñuel» en su merecido honor.