Los principales índices de la bolsa de EEUU han cerrado la sesión con tono verde. El Dow Jones ha rebotado un 0,66% hasta los 17.881 puntos, mientras que el Nasdaq ha subido un 0,62% hasta alcanzar los 4.917 enteros. Por último, el S&P 500 ha cerrado con un incremento del 0,68% hasta los 2.081 puntos.

De modo que los tres principales indicadores del parqué neoyorquino cerraron en positivo animados por unas palabras del presidente de la Reserva Federal de Nueva York que trajeron calma a los mercados tras la mala acogida inicial que tuvo el informe de empleo de marzo.

Con los mercados cerrados el viernes por el Viernes Santo, el Departamento de Trabajo anunció que la tasa de paro se mantuvo en el 5,5 % y se generó menos empleo de lo esperado, un dato mediocre que arrastró a los inversores en el arranque de la sesión.

Sin embargo, el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, sugirió hoy que la esperada subida de los tipos de interés podría ser en septiembre en vez de en junio si los datos económicos no acompañan, palabras que trajeron calma a los mercados.

Al final de la jornada todos los sectores de Wall Street cerraron con ganancias, entre las que destacaron el energético (1,70 %), el de materias primas (1,33 %), el tecnológico (1,05 %), el industrial (0,64 %) o el financiero (0,12 %).

La tecnológica Microsoft (3,11 %) lideró las ganancias en el Dow Jones, por delante de 3M (1,65 %), Apple (1,62 %), Caterpillar (1,56 %), Chevron (1,56 %), Coca-Cola (1,20 %), Boeing (1,11 %), IBM (0,99 %), Exxon Mobil (0,98 %) o General Electric (0,96 %).

Al otro lado de la tabla solo cerraron en negativo el grupo Johnson & Johnson (-0,48 %), el gigante del entretenimiento Disney (-0,37 %), las financieras Visa (-0,14 %) y American Express (-0,09 %) y el banco JPMorgan (-0,08 %).