Día de poco movimiento en Wall Street. Los principales índices de la bolsa de EEUU han vivido una jornada muy tranquila en la que el Dow Jones ha cerrado con una corrección del 0,06% hasta los 18.116 puntos. Por su parte, el Nasdaq ha retrocedido un 0,31% hasta los 5.011 enteros, mientras que el S&P 500 ha cerrado con un descenso del 0,19% hasta los 2.104 puntos.

El día ha venido marcado por el retroceso del dólar frente al euro, el billete verde perdió posiciones frente al euro y también otras divisas y mantiene así la corrección que inició la semana pasada después de que la Reserva Federal (Fed) señalara que va a subir este año los tipos de interés. Algunos inversores especulan que la Fed subirá los tipos de interés lentamente y finales de año, lo que ha rebajado el ‘rally’ alcista del dólar. Además, algunos miembros de la Fed se han mostrado preocupados por la fortaleza del dólar. Un euro se cambia por 1,09 dólares.

Durante gran parte de la jornada el Dow Jones y el S&P 500 se mantuvieron en terreno positivo, eso sí, con altibajos frecuentes aunque moderados, mientras el Nasdaq estuvo en negativo casi todo el tiempo.

Pero en los últimos minutos de la sesión el Dow Jones y el S&P apostaron por las ventas y quedaron por debajo de los récords que se anotaron el pasado 2 de marzo, sin poder continuar con las fuertes ganancias que tuvieron el pasado viernes.

El Nasdaq, por su parte, se mantuvo por encima de los 5.000 puntos, pero no pudo superar los 5.026 enteros que tuvo el pasado viernes, el nivel más alto desde hace quince años. Por sectores, el de materiales básicos fue el que mayor avance tuvo, un 0,99 %, mientras que el promedio industrial fue el que se anotó la pérdida más pronunciada, un 0,47 %.

De los treinta títulos incluidos en el Dow Jones de Industriales, el ascenso mayor fue para la farmacéutica Pfizer, que acabó con un avance del 2,34 %, después de que anunciara la reanudación de la tercera fase de pruebas clínicas para el tratamiento con un analgésico.

A Pfizer siguieron en las alzas del Dow Jones la firma McDonald’s, que ganó un 1,62 %, e IBM (1,12 %). La pérdida mayor dentro de ese grupo fue para la cadena de bricolaje Home Depot (1,21 %), seguida de la firma aeronáutica Boeing (1,08 %) y de la petrolera Chevron (1,04 %).

Los analistas atribuyeron las pérdidas de hoy, entre otras razones, al contagio por el descenso del valor del dólar en los mercados de divisas, en torno al 1 %, aunque se mantiene en niveles altos respecto a otras monedas y especialmente frente al euro. Pero tampoco había datos relevantes que pudieran ejercer demasiada influencia en las operaciones de Wall Street.