El tandilense perdió la final del segundo y último torneo de la categoría en el país frente a Alejandro González (95º) por 5-7, 6-1 y 3-6 tras casi dos horas y media de partido. Máximo podría reingresar al Top 100 luego de dos meses.

Machi perdió el primer set pese a haber conseguido un quiebre, pero como desperdició tres break points y el colombiano capitalizó dos de seis oportunidades, el local comenzó abajo. El segundo set fue otra cosa donde el número 114 del mundo salvó cuatro puntos de quiebre y ganó las dos que tuvo para obligar a un set más.

Pero allí el de Medellín consiguió seis aces para terminar con doce (el argentino terminó con dos aces y dos dobles faltas repartidas en los dos primeros sets), y con solo cinco puntos perdidos con el saque sumó su cuarto Challenger y primero en el año.

Alejandro, segundo cabeza de serie que había eliminado a Facundo Bagnis en la semifinal y a Guido Pella en la segunda ronda, solo había ganado los torneos de Salinas (vs. Renzo Olivo), Medellín (vs. Guido Andreozzi) y San Pablo (vs. Eduardo Schwank), todos ellos en 2013 y sobre polvo de ladrillo. Este año solo había jugado la final de San Pablo que había perdido con Joao Souza. Como el año pasado había perdido en la segunda ronda en Buenos Aires, desde mañana quedará cerca del puesto 80, su mejor ubicación desde finales de julio.

Machi, que luego de eliminar al francés Gianni Mina debió enfrentar solo a compatriotas suyos (Andrea Collarini, Marco Trungelliti y ayer a Pedro Cachín), había ganado este año en Santos, Blois y Padova. Como no defendía puntos, con los 48 que sumará podrá reingresar al lote de los cien mejores por primera vez desde principios de septiembre.