El presidente convocó al exministro de transporte para inaugurar un nuevo tramo de la electrificación de la línea Roca de ferrocarriles. Asumió un compromiso de “trabajar todos los días para que la gente viaje mejor». Randazzo, por su parte, señaló que a pesar de todo se siente “en las antípodas de este gobierno”.

Mauricio Macri asistió a la inauguración del nuevo tramo electrificado del Roca, acompañado de dirigentes de su gestión y de Florencio Randazzo, ministro de Transporte del kirchnerismo, que fue quien promovió las obras que se pusieron en funcionamiento.

A pesar del clima distendido hubo lugar para la polémica, sobre todo por las declaraciones de ambos durante y después del acto.

«Hay que trabajar todos los días, no cuando hay una tragedia», lanzó el mandatario haciendo alusión a la tragedia de Once, que significó el fin de las concesiones a empresas privadas y el inicio de las políticas ferroviarias del segundo gobierno de Cristina.

Por su parte, Randazzo se expresó por Facebook, donde publicó una esclarecedora carta:

“En todo lo que se refiere a continuar y profundizar el proceso de transformación ferroviaria, tienen todo mi apoyo. Pero en muchas de las medidas tomadas y anunciadas, me siento francamente en las antípodas de este gobierno. Siempre defendí las políticas de inclusión y empleo. Hoy vemos con tristeza despidos injustificados en el sector público y privado. También veo con mucha preocupación los desproporcionados aumentos de precios.”

También agregó que “e produjo un verdadero tarifazo. Los aumentos en servicios públicos generan una enorme transferencia de recursos de sectores populares y de clase media hacia los más ricos. o quiero dejar de advertir que hay situaciones que le están haciendo un enorme daño al conjunto de los argentinos. Se pueden corregir errores, se pueden hacer cambios, pero con la gente adentro. Y eso no es lo que está ocurriendo.

Y finalizó “Lo digo con respeto porque Macri fue elegido democráticamente, pero como hombre de la política, siento la obligación de decir lo que pienso.”

Durante el acto, Macri tuvo algunos momentos incómodos, como cuando iba recorriendo el tramo y desde la ventanilla vio manifestantes mostrando cartes que decían “Macri=Hambre”.