Presionado por una economía que no se recupera y una falta de productos básicos que tiende a agravarse, el presidente venezolano Nicolás Maduro viajó a Trinidad y Tobago, país vecino con el que acordó intercambiar «asfalto y crudo» por «papel higiénico, gasolina y accesorios para máquinas», según explicó la primera ministra trinitense, Kamla Persad Bissessar.

Las principales exportaciones de Trinidad y Tobago a Venezuela incluyen gasolina, partes de máquinas, aparatos de aire acondicionado, repuestos para refrigeradores, productos de aseo y cemento, mientras que importa materias primas como el petróleo crudo, gasoil, combustible de aviación, conductores eléctricos, mineral de hierro y productos de hierro.

Según detalló la primera ministra, «el concepto de reparto de productos básicos acordado es simple: el Gobierno de Trinidad y Tobago comprará a sus fabricantes nacionales productos que necesite el Gobierno de Venezuela, como papel higiénico, gasolina y accesorios para máquinas».

«Estos bienes los cambiaremos por materias primas que necesitan nuestras industrias, como el asfalto y el crudo, que pueden ser suministrados por Venezuela».