El legislativo venezolano aprobó el domingo una nueva ley habilitante que entrega poderes extraordinarios al presidente Nicolás Maduro para legislar unos nueve meses contra las denominadas amenazas estadounidenses.

En segunda discusión, la Asamblea Nacional dio el visto bueno por mayoría a la denominada «ley antiimperialista», que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015, a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de Venezuela, según informó la plenaria.

La solicitud la radicó el primer mandatario el pasado martes ante el Parlamento, con gran mayoría oficialista, después que Estados Unidos declaró a Venezuela una «amenaza extraordinaria» para su seguridad nacional.

Sin entrar en detalles, el proyecto legislativo permitirá a Maduro «perfeccionar el sistema jurídico venezolano… para proteger nuestro territorio y fortalecer la fuerza armada… Prepararnos económica, financiera y comercialmente para cualquier variante de bloqueo del gobierno de Estados Unidos», según ha dicho.