Los Citizens vencieron 3-0 como local al Burnley por la novena fecha de la Premier League. El delantero abrió la cuenta de penal alcanzado el récord en el club con 177 tantos, mientras que el ex Vélez y Sané sellaron el triunfo que lo deja solo arriba 5 puntos por encima del United.

Manchester City ha comenzado la nueva temporada igual que la anterior, arrasando a casi todos sus rivales y sacando una buena diferencia en el comienzo, algo que deberá mantener si quiere pelear tanto en las competencias nacionales como en Champions.

En la primera mitad al elenco del español Pep Guardiola le costó pero cuando el duelo estuvo trabado, una dudosa infracción el arquero Nick Pope sobre Bernardo Silva le dio la posibilidad de abrir con un penal. Allí el argentino Sergio Agüero no dudó y puso el 1-0 en la media hora, logrando el tanto 177 con el club para llegar a ser el goleador en la historia junto a Erik Brook.

A la segunda parte la lluvia hizo que el juego sea poco vistoso, a la vez que la visita ofreció resistencia, aunque el balón detenido fue fundamental en los Citizens. Tras un centro desde el córner, el ex Vélez Nicolás Otamendi ganó en lo más alto y puso el 2-0 parcial (segundo gol en la Premier).

El elenco de Sean Dyche perdió el timón del juego tras el segundo tanto y los locales sentenciaron las cosas. Kevin De Bruyne abrió hacia la llegada del alemán Leroy Sané que cruzó su tiro para el 3-0 final.

Manchester City sigue en lo más alto de la Premier League con 25 puntos, sacándole cinco unidades de ventaja al Manchester United que hoy perdió el invicto cayendo con Huddersfield 2-1. El martes por la Copa de la Liga recibirá al Wolverhampton de la segunda división en la cuarta ronda y por Premier visitará a West Bromwich el sábado.