Tinelli festeja con David Trezeguet, una tarde de enero de 2013, en la chacra de Punta del Este del animador. Al fondo, sonríe el arquero derrotado: Alejandro Burzaco.

El famoso conductor de televisión Marcelo Tinelli, muy relacionado con el entonro del fútbol, no se pronunció sobre el escándalo de la FIFA debido a que estuvo relacionado con el ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, que ahora es buscado por la Interpol.

El entorno del vicepresidente de San Lorenzo se apuró ayer a desmentirle al diario Perfil lo que los comunicados de prensa emitidos resaltaban en octubre del año pasado: que Burzaco y Tinelli tienen intereses comerciales en común en Lorenzo de Agrelo Vineyards, la bodega de la que el conductor de TV es socio.

Sin embargo, dos fuentes vinculadas a él le aseguraron a Perfil en off the record que Burzaco forma parte de esa sociedad de manera concreta.

En la noche del lanzamiento de “Fede”, el primer vino de la bodega –que Tinelli presentó junto a sus socios Hernán De Laurente y el arquitecto norteamericano Young Woo–, el nombre de Burzaco no figuró: la propia empresa hizo figurar su apellido como uno de los primeros en comprar terrenos en el predio de 819 hectáreas ubicados en Agrelo.

El emprendimiento, mezcla de proyecto inmobiliario y viñedos, desató en Mendoza una polémica que incluyó un Jury de Enjuiciamiento a un funcionario provincial por haber entregado permisos de perforación en medio de una crisis hídrica colosal. Burzaco figuró junto a Daniel Awada –empresario dueño de Cheeky y cuñado de Mauricio Macri– como los primeros amigos en adquirir terrenos allí, incluso antes de su puesta en venta.

Tinelli y Burzaco solían compartir picadas de fútbol en los veranos de Punta del Este, como lo demuestra la imágen del artículo que publicó diario Perfil, y la relación de ellos se basó en los negocios.

Fue Burzaco quien auspició el ingreso de Tinelli a Fútbol para Todos en el verano de 2014.