Ante las fuertes críticas que recibe el Gobierno de parte de los familiares de Santiago Maldonado, el jefe de Gabinete Marcos Peña dijo que no entrarán «en polémica» con ellos, ratificó que el Estado puso a disposición «todos los recursos» para esclarecer el caso y afirmó que no hacen «especulación política». «Estamos trabajando con la angustia de no tener certezas en el caso», indicó el funcionario en conferencia de prensa, tras una reunión de Gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner que encabezó el presidente Mauricio Macri.

«Debemos mantener la prudencia y la tranquilidad para no perder el foco en el objetivo, que es aparezca Maldonado. Vamos a poner todos los recursos para llegar a la verdad», ratificó el funcionario, a un día del allanamiento en el terreno que ocupan un grupo de mapuches en el Pu Lof en Cushamen, Chubut, en las inmediaciones donde el joven fue visto por última vez, el 1° de agosto pasado.

El jefe de Gabinete dijo que el Gobierno busca «la verdad sin ningún tipo de especulación» en el caso y advirtió con que no habrá «apañamiento para nadie». «Queremos saber la verdad y que aquel que ha hecho algo mal, se le castigue con todo el peso de la ley», aseguró, en referencia a los gendarmes que participaron del operativo en la Ruta 40, previo a la desaparición del joven.

Peña dijo además que el Gobierno tiene «la intención pero no un proyecto específico» sobre una posible reforma laboral y aclaró que irán avanzando sobre la cuestión con la «vocación del diálogo» entre todos los sectores. «Tenemos una agenda de diálogo permanente con el movimiento obrero, con los sindicatos, en la búsqueda central que es ir hacia la pobreza cero a través de la generación de empleo, la formalización del empleo informal y la capacitación y formación de los jóvenes», dijo el funcionario después de la reunión entre el ministro de Trabajo Jorge Triaca y la CGT.