La franquicia argentina que representa por primera vez al país en el Super Rugby pudo sobreponerse a los errores del inicio para remontar ante Cheetahs por 34-33 en Bloemfontein.

Nicolás Sánchez apenas pudo anotar de penal los únicos puntos argentinos en la primera mitad, donde dos intercepciones más un try penal y una escapada los dejó 3-24 y todavía con dos menos por las amonestaciones para Sánchez y Martín Landajo.

La movilidad estaba en los visitantes, pero los errores de pase más la inexperiencia por el primer partido del año – habían ganado un amistoso el viernes pasado ante Lions luego de haber caído con Stormers – y su primera vez en este torneo era su mayor rival.

Desde los 24 minutos no permitieron más entradas al in-goal, apenas tres penales, mientras que Landajo dos veces, Agustín Creevy saliendo del maul y Rodrigo Baez  junto con un drop de Sánchez a diez del final sumaron para el primer triunfo argentino en Sudáfrica.

El 5 de marzo el equipo de Raúl Pérez enfrentará a Sharks en Durban, y tras la fecha libre debutarán en casa en Vélez ante Chiefs. Este fue el primer partido interzonal dentro de la conferencia sudafricana, donde los ganadores de cada uno de los dos cuadrangulares clasificará junto con el mejor de los restantes seis participantes.

En la conferencia Australasia, con equipos australianos y neozelandeses, Blues venció a Highlanders por 33-31 y Brumbies aplastó a Hurricanes por 52-10. Los Jaguares, además de jugar dos veces con cada uno de su zona (Southern Kings, Lions y Sharks) y una más con cada uno de la otra zona de Sudáfrica (Cheethas, Bulls, Stormers y Sunwolves de Japón), enfrentará a Blues, Highlanders, Chiefs, Crusaders y Hurricanes, todos ellos de Nueva Zelanda.