El precandidato a presidente del PRO, Mauricio Macri, buscó esta mañana sacarle provecho al traspié del kirchnerismo en el súper domingo de elecciones, en el que sólo pudo ganar en La Rioja. «En Córdoba y en la Capital, el 80% de la población no acompañó al gobierno nacional», dijo.

«El Gobierno está preocupado», dijo Macri y lanzó: «En la provincia de Buenos Aires va a haber una sorpresa. Vamos a tener más votos de lo que todo el mundo espera».

«Han subestimado el crecimiento del PRO. Hemos construido una fuerza nacional, por primera vez en la historia salimos del bipartidismo. Tienen que subestimar menos al PRO», dijo.

«El Gobierno viene instalando «el ya ganaron», pero están preocupados», advirtió. «Los dichos de Zannini demuestran que estaban preocupados», insistió. «Han prometido de todo y han cumplido poco», dijo.