Mauricio Macri instó a que “los dirigentes tengan un poco más de generosidad y dejen sus egos de lado”. “Traten de sumar y ser parte de un equipo más amplio”, pidió el líder del PRO, para quien “el tema del ego es el gran problema del siglo XXI”.

Los límites para una alianza, sostuvo el jefe de Gobierno porteño, “son aquellos que quieren reivindicar el pasado”. “Los que tengan la idea de buscar solución a nuestros problemas y no cuál es el culpable de nuestros problemas, vengan todos los que tengan que venir”, agregó. Según él, “la política ya no se divide más en derecha e izquierda”, sino que simplemente se trata de si “se hace o no se hace”.

En tanto, Juez añadió que con Macri habla “desde hace mucho tiempo” y consideró que hay que “pasar de la crítica a la propuesta”. Además, afirmó que no tiene “problemas personales con nadie” y que sus diferencias con el intendente de Córdoba son de carácter político, “con la gestión”.