El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, y el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, inauguraron los túneles que conectan el Metrobus de la avenida 9 de Julio con Plaza Constitución. La obra amplía la capacidad operativa de esta vía de tránsito rápido, mejora la seguridad vial y disminuye los tiempos de viaje del transporte público de pasajeros en una de las zonas de mayor densidad de tránsito de la Ciudad.

Macri sostuvo que “esta obra, finalizada en tiempo récord, aumenta en un 50 por ciento la capacidad del corredor de la 9 de Julio” .

Y destacó que «reduce en tres minutos los tiempos de viaje, lo que significa a lo largo del año más tiempo para descansar, para estudiar y para estar en familia”.

El Jefe de Gobierno afirmó que “es otra obra importante que hicimos trabajando en equipo y tenemos muchas más en cartera que va a continuar Horacio”.

Mencionó, entre ellas, los nuevos servicios de Metrobus en la zona norte, que unirá el barrio de Belgrano con Vicente López, en la autopista 25 de Mayo y en la avenida San Martín, así como las obras del Distribuidor Dellepiane, que permitirá conectar cuatro autopistas en la zona sur.

Macri estuvo acompañado por la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, y el senador Diego Santilli, entre otras autoridades.

Desde esta noche por los dos viaductos inaugurados en el extremo sur de la avenida 9 de Julio comenzaron a circular las 11 líneas de colectivos que utilizan el Metrobus.

Los que se desplazan hacia Retiro ingresan al túnel correspondiente, de 90 metros de longitud, desde Bernardo de Irigoyen y Cochabamba y salen a la superficie en la calzada central de la 9 de Julio a la altura de Carlos Calvo.

Los que avanzan con destino a Constitución entran al otro túnel, de 230 metros, a la altura de Carlos Calvo y salen sobre el cruce de Lima y Cochabamba.

Este viaducto con dirección sur cruza por debajo del otro entre Humberto 1º y San Juan. donde se concentra el punto de mayor profundidad bajo tierra, a 6,5 metros.

En la construcción de la obra, que estuvo a cargo de la empresa Autopistas Urbanas, se excavaron 36.000 m3 de tierra y se erigieron 590 pilotes de concreto.

Las paredes de los viaductos fueron decoradas por el artista Martín Ron.

El carril único de circulación tiene un ancho de calzada de 6 metros, que permite sobrepasos si un vehículo queda detenido por problemas mecánicos; mambos túneles tienen una altura de 4.20 metros.

También cuentan con pasos peatonales para uso exclusivo en situaciones de emergencias, luminarias LED, sistemas de detección y extinción de incendios, ventilación y cámaras de monitoreo.

Esta obra no solo contribuirá a agilizar el transporte público de pasajeros entre el microcentro porteño y todo el entorno de Plaza Constitución, sino que también acelera la circulación de las líneas que conectan el Metrobus de la 9 de Julio con el Metrobus del Sur, que llega hasta Puente La Noria, en el partido de Lomas de Zamora.