El Yacaré avanzó a la tercera ronda en Wimbledon al superar a Marcel Granollers (72°) por 6-3, 7-6(4) y 6-3 tras casi dos horas, para quedar a un paso de igualar su mejor resultado en un Grand Slam que consiguió el año pasado. Quedó como el único argentino en carrera por la eliminación de Juan Mónaco.

Leo corrió con la ventaja de haber salvado los tres break points que enfrentó – ninguna en el tercer set, donde perdió solo tres puntos con el saque – , mientras que dos roturas le bastaron para avanzar (no generó chances en el segundo parcial).

Aquel segundo capítulo fue el peor en cuanto a errores no forzados (tuvo diez; terminó con 21), aces (sumó dos y finalizó con nueve) y puntos ganados con el primer servicio (aunque de todas formas 83% fue muy alto, promediando 89%), pero fue en ese periodo en el que más tiros ganadores tuvo, consiguiendo 19 nueve para terminar con 42 frente a los 17 del español, quien en contra partida tuvo la mitad de errores no forzados (10 a 21).

Esta es la segunda vez que el número 21 del mundo llega a la tercera ronda aquí, y octava en sus 23 torneos grandes, pero en las dos temporadas pasadas solo dos veces no lo logró (ambas en el Australian Open).

Quien venía de llegar a cuartos de final en Nottingham había perdido el único antecedente a nivel ATP frente al catalán en Kitzbühel 2013 (le había ganado en la qualy del US Open 2007, pero ese año también había caído en el Challenger de Belo Horizonte).

El viernes será rival de Kevin Anderson (14°) – finalista en Queens -, quien venció a Marsel Ilhan (82°) en cuatro sets. El correntino solo pudo vencerlo la primera vez entre ellos en Delray Beach 2010 (y previamente en la qualy de Roland Garros 2009), pero luego cayó en Canadá 2010 y este año en Miami.

Previamente había sido eliminado Mónaco (35°) en manos de Nick Kyrgios (29°) – que venía de vencer a Diego Schwartzman – por 7-6(5), 6-3 y 6-4 después de algo más de una hora y media. Pese a que el tandilense ganó nada más que cuatro puntos menos que su rival con la devolución (24 a 27), no generó chances de romper, mientras que perdió su saque dos veces luego de tres oportunidades.

Además consiguió casi la mitad de tiros ganadores (22 a 39), pero igualaron con doce errores no forzados. Sumado a que el australiano – que el año pasado en su debut llegó a cuartos de final eliminado a Nadal – tuvo 16 aces frente a cinco de Juan.

Pico había llegado al tercer partido en sus anteriores dos presentaciones en All England Club (faltó el año pasado), siendo en 2013 la última vez que llegó tan lejos en un Grand Slam. En dos semanas probablemente este por Copa Davis ante Serbia, mientras que luego deberá defender la final de Gstaad.