El Yacaré perdió en la primera ronda del ATP 500 de China frente a Martin Klizan (56º) por 7-6(2), 6-7(3) y 6-4 tras casi dos horas y media, y ya no hay argentinos en la capital. No son los mejores antecedentes de cara al Masters 1000 de Shangai.

Leo se valió de su saque para mantenerse en partido: finalizó con diez aces (también seis dobles faltas) y sacó con 60% de efectividad, ganando el 81% de esos puntos. Pero solo pudo quebrar dos veces tras tres break points; la primera rotura en el set inicial fue suya, pero perdió la ventaja y luego fue aplastado en el tie-break.

En el segundo set comenzó 1-4 pero se recuperó con tres juegos en fila, aunque antes del desempate debió salvar otro break points que era punto de partido cuando sacaba 4-5. Ya en el tercer set, pese a los seis aces, ganó solo seis puntos con la devolución y no tuvo chances de quebrar, mientras que salvó tres oportunidades pero la que dejó pasar le costó la eliminación.

Estos dos ya se habían visto en el polvo de ladrillo de Umag 2013, donde también había prevalecido el eslovaco, que viene de jugar la qualy. El jueves por la mañana se enfrentará a [7] Ernests Gulbis (13º) o Fabio Fognini (18º), quienes se enfrentarán al final de la jornada.

El número 25 del mundo se queda con record de 5-5 en cemento esta temporada, habiendo perdido la semana pasada en el debut en Kuala Lumpur, donde era el tercer preclasificado. Las últimas victorias habían sido en la Copa Davis ante Israel.

Hoy cumplieron con la lógica Novak Djokovic (1º) al ganarle a Guillermo García López por 6-2 y 6-1, al igual que Rafael Nadal (2º) por 6-4 y 6-0 a Richard Gasquet, y Tomas Berdych (6º) a Feliciano López por 6-1 y 6-2, mientras que Andy Murray (11º) sufrió más de lo esperado ante Jerzy Janowicz por 6-7(9), 6-4 y 6-2.