Los únicos dos argentinos con actividad esta semana en el circuito lograron avanzar en el ATP 250 de Suecia que se juega sobre cemento indoor. Mañana el Yacaré volverá a ver actividad ante Gilles Simon (15°).

Por la mañana el de Azul venció a Ante Pavic (656°) – fue su cuarto torneo ATP y segundo del año luego también habar pasado en qualy en Newport – por 3-6, 6-3 y 7-5 luego de casi dos horas, con diez aces y 82% de efectividad con el primer saque.

Así logró salvar siete de los ocho break points que enfrentó, mientras que dos capitalizados le valieron el primer triunfo en cancha rápida bajo techo desde Kuala Lumpur 2013, además que ganó recién su séptimo partido en cemento luego de 32 encuentros.

El campeón del Challenger de Roma diez días atrás (viene de llegar a cuartos de final en Marruecos) que subió hasta el puesto 55 del ranking, el jueves chocará con el sexto cabeza de serie Jeremy Chardy (29°), con quien cayó en Casablanca 2012 y Toronto 2014.

Sobre el cierre de la jornada le tocó al correntino contra Maximilian Marterer (243°) a quien venció por 6-7(4), 6-2 y 6-2, sin break sufridos (enfrentó cuatro oportunidades recién en el tercer set), aunque a él también le costó romper, sin generar chances en el primer parcial y compensando con dos en cada uno de los siguientes capítulos.

En total sacó con 59% de efectividad y ganó el 82% de esos primeros servicios, además de terminar con cinco aces y cinco dobles faltas. El número 36 del mundo tendrá revancha de su derrota de la semana pasada en segunda fase del Masters 1000 de Shanghái ya que volverá a encontrarse a Gilles Simon (15°), quien viene de vencerlo en tres sets.

Mientras que Leo el año pasado aquí también llegó a segunda ronda, Delbo solo participó en 2012 cuando fue eliminado en primera rueda luego de haber pasado la qualy, pero defiende primera ronda del ATP de Viena.