La última conferencia de prensa en el teatro Hollywood del MGM Grand, en Las Vegas, estuvo repleta de periodistas acreditados, cerca de 250 presentes, con el objetivo de escuchar las palabras de los púgiles.

Nevada, EE.UU.- Marcos Maidana, se vistió de gala e impuso un saco atigrado, brillante y reluciente, complementado con unas gafas oscuras, sin hacer declaraciones extensas comentó: «Me pone un poco nervioso hablar ante tanta gente. Lo mío es otra cosa, subirme al ring y dar lo mejor buscando la victoria». Como era de suponer, Money fue totalmente diferente, ya que se relajo y expresó sus ideas de forma explícita: «Prometo que habrá sangre, sudor y lágrimas. El público pidió esta pelea y le voy a dar el espectáculo que quiere».

Sin ningún tipo de dudas, quién se robaría la mayor parte de la atención, sería el norteamericano. El boxeador mantiene su postura, tratando al «Chino» como un adversario sucio: «Me cortó de un cabezazo, me pegó golpes bajos. Eso dice todo. Tony Weeks es un gran árbitro pero no tuvo una buena noche». «Tiró mucho y pegó poco. ¿Cuántas manos tiró? Como 900. Pegar eso es poco. Yo tiro menos y pego más, soy eficaz. No me parece algo para destacar. Pero lo respeto», enfocado a los 221 golpes que le brindo el santafesino en la noche del 3 de mayo.

Su opinión a grandes rasgos es optima hacia el argentino, lo ve muy áspero y fuerte, mostrando no sentirse en aprietos sentenció: «Demostró que es un boxeador de primer nivel, hizo una pelea competitiva y por eso tiene su revancha. Es un tipo áspero, que se brinda al espectáculo. Demostró su valor. Pero le voy a ganar otra vez… Maidana tiene su revancha porque es de primer nivel… Yo tiro menos golpes y pego más, soy eficaz».

Damián Rosito