McDonald’s atraviesa por un momento realmente complicado, hasta el punto de que las cuentas del primer trimestre reflejan un rendimiento peor de lo esperado. El beneficio de la multinacional estadounidense cayó a 810 millones de dólares, frente a 1.200 millones hace solo un año. Los ingresos, entre tanto, bajaron a 5.960 millones, un 11% menos.

El impacto negativo del dólar puede explicar esta contracción en el negocio de McDonald´s, como en otras multinacionales. El problema es que las ventas en sus locales cayeron un 2,3% a escala global y un 2,6% en Estados Unidos, su principal mercado. El motivo es simple: las nuevas campañas y los cambios en el menú no bastan para hacer frente a la competencia.