El juez federal Sebastián Casanello ordenó allanamientos en todas las propiedades de Lázaro Báez en Santa Cruz en busca de dinero, bienes de lujo y valores que pudiera haber allí. Para ello, el fiscal Guillermo Marijuan viaja al sur del país.

Por exhorto, Casanello le encomendó la tarea al juez subrogante de Río Gallegos, Federico Calvete, y confió la dirección de los operativos a Marijuan, publicó este martes La Nación.

Casanello determinó que los allanamientos se hagan sin límites horarios. El objetivo de los operativos es tasar las propiedades, realizar un inventario y secuestrar el dinero en efectivo que se encuentre, como también todos los bienes registrables.

Si bien el juzgado no informó cuáles son las propiedades a allanar, el diario porteño publicó que se trata de decenas de inmuebles identificados por los informes de la AFIP que se presentaron en la causa.

Báez está procesado por lavado de dinero en esta causa y lleva 20 días preso en la cárcel de Ezeiza junto al contador Daniel Pérez Gadín y su abogado Jorge Chueco, detenido después de haber estado prófugo y huir a Paraguay.

El 8 de abril, Fariña hizo una larga exposición ante el juez en la que se acogió a la figura del arrepentido y el miércoles pasado, agregó a su indagatoria un manuscrito con nuevos datos.

Esos papeles, que presentó su abogada defensora, incluían información sobre dónde escondería Báez su fortuna. Detalles de estancias con supuestas cocheras que funcionaban como bóvedas y de quinchos mucho más custodiados.