Una adolescente de 17 años reveló que participó de la «fiesta» de drogas y sexo en la que estuvo Melina Romero antes de desaparecer, realizada en una casa de Tres de Febrero, y que vio cuando tres de los jóvenes ahora detenidos la atacaron a golpes hasta matarla y luego colocaron su cuerpo en una bolsa.

La testigo, quien ya había declarado en la causa aunque no se había animado a decir nada, se presentó ante la fiscal María Fernanda Bellone luego de radicar una denuncia por amenazas relacionadas a la causa en la seccional tercera de Villa Bosch.

Según las fuentes, la chica contó que a Melina la atacaron tres de los acusados -dos menores y un mayor apodado «El Chavo»- cuando, tras permanecer en la casa de Remedios de Escalada desde la madrugada del domingo hasta la mañana del lunes, quiso irse y se lo impidieron.