Los catalanes perdieron 2-1 como locales por la 33° fecha de la liga española. El argentino anotó el descuento alcanzando una cifra récord aunque su equipo cayó por tercera vez seguida ahora compartiendo la punta con Atlético de Madrid.

Finalmente el gol mítico 500 de Messi llegó para el Barcelona después de varios partidos pero la noticia fue opacada por otra derrota del plantel que sintió el golpe en la eliminación con los Colchoneros y puso en riesgo un torneo que llevaba encaminado.

En el comienzo fue arrollador para la escuadra de Luis Enrique ya que en poco tiempo tuvo el gol en varias oportunidades. En primer lugar el uruguayo Luis Suárez en una gran acción habilitó a Lionel Messi que le dio fuerte pero el arquero le ahogó el tanto y más tarde Neymar casi marca por arriba ante otra espectacular reacción del portero.

La visita aguantó los minutos donde el rival lo apuró y se paró de contra debido a que la defensa contraria siempre mostró falencias teniendo como eje al argentino Enzo Pérez siendo caudillo en el centro. En su primer ataque serio el brasilero Rodrigo recibió por el medio y metió un zurdazo que se fue apenas desviado.

Aun así los catalanes se sintieron seguros con el tridente ofensivo y siguieron buscando la apertura. Esta vez Suárez después de un córner falló llamativamente casi bajo el arco de cabeza y minutos después el Messi tampoco pudo batir a Diego Alves de zurda.

El elenco de Pako Ayestarán no le importó tener el control del partido ya que en cada contra fue peligroso y pudo llegar al objetivo. El lateral brasilero Guilherme Siqueira quiso mandar un centro, el balón lo tocó Ivan Rakitić y descolocó al arquero para el 1-0 a los 26 minutos.

Sin duda que el gol golpeó el animó del local que nuevamente mostró dudas en defensa a pesar de un tener a Javier Mascherano muy firme, pero a pesar del desequilibrio fue en busca de la igualdad. Tras un tiro libre de Messi el balón dio en la barrera aunque en segunda instancia el rosarino casi anota de cabeza con el arquero Alves saliendo a taparle el tiro.

Cuando el duelo estaba por culminar, la hinchada del Camp Nou iba a sufrir otro impacto. Tras una jugada de varios toques y una posesión larga, Daniel Parejo dejó solo a Santiago Mina que de derecha superó al chileno Claudio Bravo.

En la segunda mitad el Barça siguió apretando con mucha intensidad y de a ratos desordenado pero pudo descontar. Messi metió un pase para Neymar que la dejó pasar, Jordi Alba la puso al medio para que el argentino de derecha pusiera el 2-1 y llegar a los 500 goles en su carrera.

El cotejo se partió luego del descuento porque el elenco Che lo tuvo varias veces de contra sin una buena puntería y el local generó el empate en los pies de Rakitić junto con un remate de Gerard Piqué, aunque la derrota iba a estar consumada.

Así Barcelona sigue primero con 76 puntos pero ahora comparte la punta con Atlético de Madrid que tiene menos diferencia de gol (Real Madrid 75), sumando la tercera derrota consecutiva y el cuarto duelo sin ganar. El miércoles visitará Deportivo La Coruña que marcha 12.

Valencia llega a 38 unidades y se mantiene 14° lejos de los puestos de copas europeas, ganando fuera de su casa tras dos encuentros. Eibar será su siguiente rival el miércoles el Mestalla.