Entre los dos anotaron los siete goles con los que Barcelona superó a Valencia por la semifinal de la Copa del Rey, todavía a falta del partido de vuelta del miércoles. Sevilla-Celta de Vigo jugarán mañana.

En siete minutos el uruguayo rompió el cero gracias al pase de Neymar, quien no se anotó en el tanteador al fallar un penal, pero fue fundamental con los pases que terminaron en la red. El factor común en los gritos fueron los espacios en el campo Che, al plantear Gary Neville una defensa adelantada.

El resultado fueron tres goles en la primera mitad, y cuatro más en el complemento ya con uno menos por la expulsión al central Shkodran Mustafi. Los campeones defensores jamás habían podido con Valencia por tanta diferencia, y desde mayo ante Córdoba por la Liga que no hacían siete goles (8-0 esa vez, aunque al Athletic le habían hecho seis unas semanas atrás).

El domingo visitarán a Levante sin problema, soñando con el bicampeonato el 21 de mayo. Con Sevilla perdieron la última vez en octubre, aunque le habían ganado la Supercopa europea por 5-4. A Celta lo enfrentarán en once días, pero fueron goleados en las primeras fechas en Vigo.

Hoy también anotó Gonzalo Higuaín en la cancha de Lazio para estirar su racha y mantener la punta de la Serie A para Napoli, ya que Juventus – con Paulo Dybala de titular – había superado a Bologna. También convirtió Mauro Icardi el único gol frente a Chievo Verona para Inter y Mauro Zárate para Fiorentina ganara sobre la hora y mantenga la tercera posición. El Palermo de Guillermo Barros Schelotto no pudo con Milan en casa y quedó a seis puntos del descenso.