El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) difundió ayer sus primeros resultados sobre un total de 39 cadáveres encontrados anteriormente durante la búsqueda de los estudiantes en fosas comunes cerca de Iguala: 24 de ellos no corresponden a ninguno de los estudiantes y el resto siguen siendo analizados.

En un comunicado, el equipo forense indicó que también participó en la recuperación de restos humanos calcinados hallados en un basurero de Cocula, vecina a Iguala, así como en la orilla de un río cercano, sin dar detalles del proceso de identificación.

Los sicarios detenidos dijeron que en ese basurero quemaron los cuerpos de los estudiantes y que luego arrojaron sus restos al río.

La fiscalía ha dicho que apenas dos huesos hallados días atrás en el basurero y en el río tienen posibilidades de que se les pueda extraer el ADN y para ello pidió ayuda a expertos de la Universidad de Innsbruck (Austria).