Anoche, se celebró una nueva entrega de los premios Martín Fierro. Premios sobre los que siempre existe polémica, aunque esta vez tuvo otro tipo de  color: dos organizaciones  que luchan contra la violencia de género escracharon al periodista Gabriel Anello, ganador de un galardón por su labor en radio Mitre.

Además de las decoraciones y la comida para los invitados, todas las meses del salón del Hilton tuvieron un panfleto con el título “Ni una menos”, con una imagen del periodista deportivo acusado de golpear a su ex mujer en el 2013. “No seamos cómplices”, dice más abajo la propaganda de protesta, resaltando que APTRA premiará a un golpeador.

La protesta –silenciosa pero fuerte- no pasó desapercibida por Anello, quien a la hora de recibir su estatuilla optó por no mencionar el hecho.