El Miami Fashion Week contó con diseñadores latinoamericanos, pero también tuvo participación de varios europeos, como Alvarno, Custo Barcelona, Agatha Ruiz de la Prada, Andres Sarda. Todos estos españoles se declararon fanáticos de la ciudad, de su estética, y felices de participar en el evento.

¿Y saben qué es osado? Traer a un Europeo que haga ropa de baño a Miami, pero si tienes décadas haciendo trajes de baño, desarrollaste una identidad definida y tu historia comenzó en Ipanema, probablemente no tengas nada que temer. Este es el caso de Cristina Ferrari, la diseñadora italiana a cargo de la línea Físico.

La colección que presentó en esta semana está inspirada en un reciente viaje a Marruecos, y sus claves se revelan en looks con aires desérticos, con exóticos flecos, turbantes abultados y muchos colores tierra.

Aguaclara swimwear, de la diseñadora peruana Liliana Villalobos, fue la representación de los bañadores latinos.

Sus looks contaron con atrevidos cortes -a veces demasiado atrevidos-, complementos para la playa, como caftanes largos, conjuntos de crop top con hot pants, enterizos y trikinis.

La gran sorpresa para mi fue la firma franco española Alvarno, que trajo una propuesta moderna y de confección impecable a una pasarela que está acostumbrada a la fluidez de telas con poca estructura.

La inspiración principal de Arnaud Maillard y Álvaro Castejón fue la Guerra de las Galaxias, y hasta el más indiferente se conmovió con el impresionante show de luces y la excelentemente construida colección. Para el momento en el que desfilaba el tercer look, era imposible no querer pertenecer al universo Alvarno.

Ambos diseñadores tienen experiencia en las grandes ligas -dígase la Cámara de la Alta Costura de París-, y gracias a ese conocimiento pueden darse el lujo de llamar a su línea una de pret-a-couture. El que sabe de moda está consciente que técnicamente este es un término errado, pero el que sabe también entiende que la delicada confección que tienen las piezas de Alvarno responden a un cuidadoso trabajo hecho a mano, y a unos métodos tomados de la alta costura.