Escritor juvenil del genero fantástico, este querido alemán hijo del pintor surrealista Edgar Ende alcanzo la fama internacional especialmente con 2 publicaciones «Momo» (1973) y «La historia interminable» (1979) ambas llevadas a la pantalla grande.

«Momo» narra las aventuras de una pequeña  que se enfrenta a los hombres grises, criaturas que le roban el tiempo a los hombres, esta historia tiene matices surrealistas y metafísicos.

«La historia sin fin» conocida por varias generaciones narra la historia de un libro que habla de un libro, es la historia de Bastián quien al robar un libro de una antigua libreria descubre que el libro habla de él y es absorbido por su trama. Pese al éxito total de la película Ende (1929-1995) no disimuló su desilusión al ver que modificaban muchos aspectos de su trama, incluso lo llevo a una disputa legal con la productora por la utilización de su nombre en la misma, disputa que finalmente perdería.

Todos recordamos con cariño su obra y nos transporta a lo mejor de nuestra niñez.